Várices

 Várices

Son venas dilatadas, tortuosas y fácilmente visibles. No son un problema estético sino la manifestación mas conocida de la Enfermedad venosa crónica que es capaz de deteriorar en forma significativa las piernas disminuyendo seriamente la calidad de vida de los pacientes afectados. Las tronculares várices son venas de gran calibre, mas de 3 mm de espesor. Se forman por distensión progresiva de las paredes de las venas y se relacionan con insuficiencia valvular u obstrucción venosa. Por debajo de este espesor se llaman telangiectasias y venas reticulares (vasitos, arañitas vasculares) generalmente no son un problema severo y son tratadas por motivos estéticos. La mayoría de los pacientes con telangiectasias no tienen problemas en las venas principales.

Causas

Las várices son causadas por importantes problemas del sistema venoso:
La insuficiencia valvular es la causa principal. La función de las venas es llevar la sangre de regreso al corazón para lo cual cuentan con múltiples válvulas que aseguran que la sangre solo fluya en esta dirección. Las válvulas de las venas pueden fallar permitiendo que la sangre circule al revés. Este trastorno del flujo venoso produce una sobrecarga de presión llamada hipertensión venosa y alteraciones locales de flujo que dilatan progresivamente las venas transformándolas en várices. La insuficiencia valvular puede además de várices producir síntomas molestos y daño de la piel que puede llegar hasta la formación de úlceras. La insuficiencia valvular es un trastorno esencialmente genético y puede ocurrir tanto en mujeres como en hombres.
La trombosis venosa: En algunos pacientes la hipertensión venosa no se relaciona con insuficiencia válvular sino con obstrucciones de venas principales debidas a trombosis venosas, una enfermedad en la cual se forman coágulos en las venas de la pierna en condiciones de inmovilidad tales como operaciones o viajes largos.
Problemas de la articulación de tobillo, musculares o neurólogicos: la imposibilidad de mover el tobillo impide el movimiento del musculo de la pantorrilla que funciona comprimiendo las venas y obligando a la sangre a retornar al corazón, sin el bombeo del músculo se incrementa la sangre permanece en la pierna originando hipertensión venosa.
En algunas personas estos mecanismos pueden combinarse dando origen a las formas mas graves de insuficiencia venosa, por ejemplo mezclas de obstrucción e insuficiencia valvular son muy comunes después de las trombosis venosas (Sindrome post trombótico).

Síntomas

Molestias en las piernas que aparecen al final de la tarde, desaparecen después de dormir o al levantar las piernas.
Várices, Venas visibles, aburtadas, tortuosas.
Telangiectasias, venitas en forma de tela de araña.
Manchas parduzcas a nivel de la pantorrilla y tobillo, incrementan cantidad y tamaño con el tiempo.
Edema a nivel de los tobillos.
Ulcera venosa a nivel de los tobillos y la pantorrilla, especialmente en las zonas manchadas.

Diagnóstico

Esta enfermedad se diagnostica principalmente por sus manifestaciónes físicas mas visibles (“signos”) las propias várices, aunque consideramos que no es posible el diagnóstico preciso de los trastornos vasculares mediante solamente el examen físico, este se debe acompañar de un doppler duplexa color si el paciente presenta várices tronculares, dolor en los miembros inferiores, úlceras, hinchazón en las piernas o sospecha de trombosis en su primera consulta. También podría ser necesario realizar una pletismografìa venosa

Tratamientos

No existe un solo tratamiento para las várices, por el contrario existe un gran número de procedimientos y tratamientos flebológicos (La flebotomía es la rama médica que se ocupa de los trastornos venosos). Con la finalidad de facilitar su comprensión los clasificaremos en: Procedimientos de propósito hemodinámico y procedimientos de propósito estético.

Los procedimientos de propósito hemodinámico como el Clousure Fast y el Endolaser se orientan a eliminar la enfermedad venosa que causa el reflujo que produce las várices.

Los procedimientos de propósito estético como la Mini-Flebectomía, la Escleroterapia y el Exolaser se orientan a eliminar las várices y las telangiectasias (arañas vasculares) procurando hacerlo de manera minimamente invasiva para garantizar el mejor resultado estético posible.

En lineas generales, los pacientes que presentan várices de gran calibre o cambios tróficos requieren algún tipo de intervención de propósito hemodinámico que controle la enfermedad y posibilite el éxito del tratamiento.

Los pacientes que presentan telangiectasias y venas reticulares, si no tienen alteraciones hemodinámicas en un estudio doppler duplex a color reciben solo tratamiento de propósito estético.

Los tratamientos hemodinámicos modernos como el cierre de la venas safena magna por endolaser o por radiofrecuencia closure fast, son mínimamente invasivos, se realizan a través de una aguja y no requieren incisiones quirúrgicas, anestesia general o peridural solo anestesia local.  El trauma tisular es muy leve. La mayoría de los pacientes sienten poco o ningún dolor en el post operatorio y retornan a sus casas caminando una hora después. Hay estudios comparativos que han determinado que es igualmente efectiva que la cirugía de safenectomía que tradicionalmente se empleaba para extraer la vena safena y las várices

Los tratamientos médicos consisten en la indicación de flebotónicos y medias de compresión gradudas

Las medias de compresión graduada tiene por objetivo mejorar el comportamiento de la bomba muscular de la pantorrilla ayudándola a bombear mas efectivamente. Su uso diario no cura las várices pero si detiene el daño a la piel evitando la formación de úlceras venosas, también mejoran el dolor y cansancio de las piernas así como la hinchazón.